5.9.13

In Rothfuss we trust

Me gusta que me cuenten historias, ¿a vosotros no?, por eso me gustan tanto el cine, la literatura y los sábados al mediodía recordando las hazañas de El Macho Legendario

Mucho ojo, no vayáis ahora a contarme todas las historias que se os ocurran cuando me veáis, ya que esto de que te gusten las historias tiene su letra pequeña, depende mucho de quién te cuente la historia y como te la cuente, no solo es la historia en sí lo que mola, voy a poneros un par de ejemplos.

No sé si conoceréis "El ocho", es un libro de Katherine Neville, es un libro con un gran argumento, una historia que te engancha y suele ser un libro bastante recomendado; el único problema es que a la escritora a veces le falta un poco de ritmo, lo que hace que quizás el gusanillo de ir leyendo se te apague de vez en cuando, aun así el resultado final del libro es bastante bueno, y se le acaba perdonando esa falta de ritmo porque la historia es realmente buena

Pero cuidado, esa falta de ritmo (porque sí, los libros tienen ritmo, o al menos deben de tenerlo) es perdonable en algunas ocasiones, cuando es compensada con otras cosas, pero hay casos en los que ni la mejor de las hazañas podría conseguir el perdón para el tipo de escritores que a mi me gusta denominar "Te dejó tu mujer por pesado, que en esta vida se puede ser de todo menos cansino, ¡veste a la mierda ya hombre!". Ilustremos este tipo de escritor con algún ejemplo, ¿conocéis a Umberto Eco? el de "El nombre de la rosa", pues ese es un claro ejemplo, se merece el más fuerte de los aplausos por ese libro, en su cara concretamente, tal cantidad de bofetadas que un ábaco del tamaño de Alcorcón no tuviera bolitas suficientes para contar los millares de hostias que le debemos todos los que hemos sufrido su prosa, es tan malo narrativamente y tiene tal falta de ritmo, que convierte una gran historia, porque realmente el libro la tiene, en el peor de los castigos que un lector pueda sufrir, es como un tío que te encuentras un sábado a las 2 de la mañana en la puerta del Rempalme y te quiere contar su mili, por muy divertida que esta fuera, tú no mereces tal castigo.

Amigos, ahora viene lo bueno, ese tipo de escritor que te hace enamorarte una vez más del hábito de la lectura, que te devuelve esa sensación de no querer dejar de leer nunca, de querer saber qué pasa después, de sentir que conoces a esos personajes desde hace años, de disfrutar de cada página. Siempre he pensado que la gente a la que no le gusta leer es porque no han dado con el libro adecuado, no han encontrado esa sensación de estar leyendo una historia que recordarán toda su vida, de sentir la imperiosa necesidad de que alguien más lea ese libro para poder comentarlo, por suerte yo he conocido unos cuantos de este tipo y gracias a ellos soy un apasionado lector.

¿Por qué os escribo esto ahora? pues porque acabo de terminar "El temor de un hombre sabio" segunda parte de la trilogía de la historia de Kvothe, y he sentido cada una de las cosas que os he contado antes, aparte de otras cuantas que me dejo. El padre de la criatura es Patrick Rothfuss, un tío que malo será que no llegue a ser presidente de Valhala, mi voto lo tiene, y las pancartas del rojo también rezarán por él. 

De verdad os recomiendo encarecidamente que leáis estos libros, a todo aquel que le guste que le cuenten una buena historia, a todo el que sea capaz de pasárselo bien con un libro estoy seguro de que le gustará, perdonad que nos os cuente la sinopsis, para eso está google, a cambio os dejo este consejo que estoy seguro que nadie podrá reprocharme nunca.

¡Larga vida a Kvothe!

5 comentarios:

Pablo Martinez Escanciano dijo...

Maldita sea, yo también me acabé "El Temor de un Hombre Sabio", y a la hora tomé la decisión de volver a leerme "El Nombre del Viento". Me he leído algunos libros dos veces, pero nunca dos veces y seguido. Póngame a los pies de la señora de Rothfuss.

The crow dijo...

Me alegro muy mucho de que te gustaran, ¡doblemente en tu caso ya que fue un regalo de tus amigos entre los que me hayo!

melula dijo...

Estoy en ello...y me está gustando molto.
Larga Vida!!

jose navarro dijo...

Colegaaaa mola tu ``blog`tiio a ver si me pasas el liibroo

Sarlacc dijo...

Boh, Rothfuss molaba hace años, lo menos dos, ahora se ha puesto de moda por las películas esas, ya sabes. Malditos gafapastas.