8.9.10

Asesino onírico

Hace ya tiempo, nisiquiera recuerdo cuanto, mi descanso es constantemente perturbado por un hecho acontecido largo tiempo atrás, no sabría decir cuanto, lo que sí puedo asegurar es que desde entonces mi vida onírica es un tormento constante, la locura llama a mi puerta noche si y noche también.

Los hechos a los que me remito, y por fin me decido a compartir contigo, implorando tu perdón, no son más que mi primera experiencia como homicida.
Sí, lo reconozco, yo lo mate, no sólo lo maté, me deshice del cadáver, lo corté en trocitos y lo enterré en el jardín de mi casa onírica, donde todavía permace a día de hoy, y hasta que tú, querido lector has leido estas líneas, he sido el único conocedor de su paradero.

¿Por qué te cuento esto? si te haces esta pregunta, me temo que no has estado atento. Como he dicho, mi vida es un tormento desde aquel momento, puedo estar nadando en un fiordo noruego con mi grupo de amigos vikingos, quemando las faldas de alguna bella dama o sobrevolando campos plagados de troles a lomos de mi unicornio, da igual a lo que dedique mi tiempo onírico, siempre me viene a la cabeza el pensamiento de aquella persona, ya olvidada, a la que arrebaté la vida y yace enterrada en mi jardín. ¿Estoy soñando o es realidad? cómo saberlo... el unicornio se desvanece, me quedo sólo y aterrado... soy un asesino, eso no cambiará jamás, viviré atormentado el resto de mi vida.

Por eso, querido Morfeo, si estás leyendo esto, desde aquí imploro tu perdón y la liberación del alma de mi ser onírico para poder volver a disfrutar del maravilloso mundo que nos regalaste hace tantos siglos ya.

Fdo: Tu humilde siervo, hoy y siempre, Miguel A.

5 comentarios:

Tapanez dijo...

Que Morfeo se vaya al infierno con sus pastillitas de colores, mejor pregúntale a Cobb, el sabrá dónde meterse. O meterte.

Nergal dijo...

Un relato brillante. ¿Nuevas tendencias en el blog?

Raúl dijo...

Umm, qué actualización más inesperada y rara, aunque no está mal, tiene su punto. ¿Entonces has soñado que matabas a alguien? Sí, eres un asesino. Entrégate. Ya. ¡Corre, corre!

Tomás dijo...

Si te has cargado a alguien... más sitio para aparcar!

Desde luego no parece tu blog, entre la decoración y este escrito... pero no está mal.

Besitos!

Granados dijo...

Hostias Migui pero si nunca te he visto en agresivo ni violento ni nada, kien imaginaria esa vida secreta tuya dnd matas y montas unicornios.
Muy buen relato ya era hora que escribieras algo coherente y no esas gilipolleces de los toros.