8.5.12

Follándome a mi musa

¿Desde febrero sin actualizar? os prometo que es todo por motivos ajenos a mi, y no tan ajenos a Tapanez

El caso es que durante estos dos meses que llevo sin escribir, se me han ocurrido un par de posts, pero siempre me pillaba lejos de un ordenador y nunca terminé de darles forma, pero ahora que estoy cojo en mi casa (sí niños, el deporte no es tan bueno como os cuentan) actualizo sí o sí, pelotas del Macho mediante

Bien, estoy actualizando, se me olvida algo... ¡ah! ¡ya! ¡para actualizar hay que contar algo! no se puede ser un Terrence Malick de la vida y pasarse horas divagando sobre nada, por mucho que eso le guste a Amadeo. Pues nada, a falta de buenas e interesantes historias, aventuras desenfrenadas, malos que se vuelven buenos, buenos que se vuelven malos, mapaches pilotos y esas cosas que la gente quiere leer, voy a hacer un pequeño refrito de todos esos post que nunca nacieron por culpa de alguna musa traicionera.

La primera de mis ideas frustradas fue contaros lo de mi mini trabajo, sí sí, os lo juro, trabajo, aquí, ¡en España!, eso sí, un trabajo español, 6 horitas semanales, sin tentar a que asome alguna hernia. El curro en sí es de profesor de matemáticas, cosa que parece perseguirme desde que salí de la Universidad, todavía recuerdo el día que aprobé mi última asignatura matematicaril y pensé "a la mierda para siempre las matemáticas", sin saber que en un rincón recóndito, de una recóndita galaxia, un desconocido bicho primo del destino me miraba y sonreía como sonreiría el coyote si las trampas ACME funcionaran. El caso es que este post no terminó de nacer porque ya escribí sobre ello la primera vez que estuve dando clases y tampoco hay mucho más de donde rascar.

El segundo post frustrado fue sobre mi frustración, valga la redundancia, os cuento. Yo soy un ser previsor donde los haya, por lo que cuando me vi el percal de la construcción y asumí que mi carrera valía lo mismo que la chorbagenda de Carlton, decidí emprender una nueva carrera, así fue como me convertí en encurtidor, ¡pero no un encurtidor cualquiera! no había en Murcia un tarro de tallos de tápena tan bien encurtidos como los mios, con el punto de sal justo, un avinagramiento que hacía que tu paladar rechazase cualquier otro sabor que no fuera el de esa explosión de sensaciones de los tallos de Migui, así lo describió la revista "El encurtidor" en su número de Junio de 2011. Siendo esto así, ¿cómo es que todavía no vivo en Bel-Air? pues de nuevo, porque el destino se ríe de mi, ¿os lo podéis creer? ¡Karma! ¿por qué me has abandonado?. ¿Que por qué se ríe de mi el destino? pues porque creo que este ha sido el primer año en eones que las tapeneras no han tenido a bien hacer acto de presencia por los secarrales murcianos, y sin tapeneras, ¿qué no tenemos? tallos de tápena y tápenas, ¿y qué es lo que tenemos? mi innato talento en la basura y otra oportunidad de hacerme archimillonario desbaratada por el destino, esto no quedará así.

Mi tercer post frustrado fue el acostumbrado post sobre el Viña, que no escribí principalmente por dos factores. En primer lugar, no os iba a contar nada que no haya contado ya en los anteriores post sobre el viña, y en segundo lugar, no recuerdo la mitad de lo que allí sucedió y la mitad que recuerdo no la puedo escribir aquí, ¿es que nadie va a pensar en los niños?

Así que aquí me hayo, haciendo un refrito de posts que nunca fueron, espero que sepáis perdonarme, pronto volveré con actualizaciones que incluyan mapaches y zarzaparrillas, o quizás alguna entrada para festejar algún título del Athletic, ¡que tenemos dos finales! ¡Aupa ahí!

Un besito para todos


10 comentarios:

Elessar dijo...

GRANDE!! y yo sin saber lo de las tápenas. Aquí en Ciudad Real tampoco se ven, pero perdices y conejos hay muchos. Hazte cazador!

Tapanez dijo...

Odio las tápenas y con ellas el 99% de los conocidos como "variantes", así que odio al menos la mitad de tu post. Bueno, mejor dicho odio casi todo tu post por haberme relacionado con Terrence Malick, deberías arder en el más fogoso de los infiernos por ello.

La foto del jamelgo otorga puntos extra al post, eso es así.

The crow dijo...

Chema, no me gusta matar bichejos, aunque me los como a pares, seguiré probando suerte con lo de encurtidor.

Tappy, me ofendes... los encurtidos (que no variantes, eso es un tipo de encurtido, el que se le echa a la ensaladilla) son el manjar definitivo. La foto del jamelgo está sacada del homólogo del ciervódromo para suecas, es su canon de belleza.

Tapanez dijo...

Pues eso digo yo, variantes, encurtidos, la misma mierda es. Es pasar por delante de un puesto de marranerías de esas y revolverse las tripas.

pedro morejon dijo...

Eres toda una caja de sorpresas Migui, no conocía yo esa afición tuya a encurtir tápenas, que me encantan en la pizza y así a pelo (al igual que los pepinillos), pero me parece una labor increíble y que debería ser bien mirada y recuperada en nuestra cultura laboral. Si el problema no es que no haya trabajo, es que nos cargamos las artes magnas, ya lo decía el anuncio del Bonito del Norte!
En otro orden de cosas, la foto del "jamelgo" no se yo hasta que punto otorga puntos o caché al post, habría que hacer una encuesta seria, no como las que hacen para ver las audiencias de televisión o los sondeos políticos (sobre todo en alcantarilla! que nadie vota a Lázaro pero siempre gana de calle el cabrón). Propuesta lanzada.
Y cuídate esa cojera, y no, el deporte bueno no es, seguro que de quedarme en casa tumbado tocándome los cojones no me habría salido la hernia discal (que me operé satisfactoriamente, todo dicho sea de paso).
Saludos a todos fenómenos!

migue dijo...

El comentario anterior es mío...mi padre se deja siempre abierta su sesión de Google y no me di cuenta antes de comentar...mil perdones

Rojete dijo...

Gentuza!!! Utilizar la foto del Tapy para que leamos tu blog! Publicidad engañosa!!! (Por lo menos podrías haberlo sacado desnudo, o en pose sugerente)

PD: ¿Que son las Tápenas? ¿Son como las Almácigas? ¿Colocan? ¿Tápenas viene de Tapy? ¿Tapy viene de Tápena?

The crow dijo...

Miguel, cuando las tapeneras vuelvan a aparecer por nuestras tierras volveré a las andadas, ¡y te dejaré probarlas!

Y ya que veo que hay cierta incomprensión acerca de la foto, lo explico. La foto representa mi decadencia personal y por ende la de la sociedad al completo, personificadas en el horror del gesto de mi modelo, que posó para mi solo con un collar, pero esa es otra foto que reservo para cuando vuelva a tener publi, esas miles y miles de visitas que obtendré con ello deben verse reflejadas en mi cuenta corriente

Tapanez dijo...

Tú habla de fotos que veremos como salga alguna a la luz, sin collar ni nada :D

Raúl dijo...

No había leído este post antes, pensaba que ya sólo actualizaba Tapanez, pero ha merecido la pena por esta frase:

"o quizás alguna entrada para festejar algún título del Athletic, ¡que tenemos dos finales! ¡Aupa ahí!"

Jojojo. Voy a leerme la de arriba y así gasto el poco ingenio que me queda a estas horas todavía de calor.