26.6.12

¿Qué he hecho mal?

Que me gusta escribir en este blog es evidente, si no, no lo haría, y sabe Dio que no lo hago por dinero, ya no al menos, ya que Google hace tiempo que dejó de hacerme aquellos ingresos que tan bien quedaban en mi libretita de ahorros (aquella que pasó a mejor vida en el anterior post). Tampoco me hace mucha falta el dinero para escribir, a mi soltar gilipolleces me mola, y lo hago gratuitamente, los genios somos así.

Ahora me pongo a mirar atrás, al día que me hice este blog, y creo que he superado todas mis espectativas, casi 7 años ya escribiendo, en los que estoy orgulloso de al menos 4 ó 5 post de los 228 que he escrito (mentira, estoy orgulloso de muchos más, era una nota de falsa humildad para acercarme al pueblo llano, trucos de campechanos). Me he llevado muy gratas sorpresas de gente que no esperaba que me leyera y me han comentado que les encanta mi blog, momentos en los que me siento como el puto Ken Follet, pero en atractivo.

Hasta ayer todo era así de bello y esplendoroso, pero mi gozo en un gran pozo de mierda, os cuento. Blogger ha tenido a bien mejorar sus servicios para con sus bloggers y ha incluido multitud de cosillas nuevas y estadísticas chorras, cosa que a mi me encanta, poder saber cuanta gente me visita cada día, los posts que más se han leído, de qué país son mis visitantes, la ropa que llevaban puesta cuando entraron, y demás cosillas útiles. El problema vino en uno de esos apartados, y es que hay gente que llega a este santo blog por medio de google, gente que busca cosas allí y el buscador le dice "pues pásate por el blog del Migui, que ya habló de eso y además te va a quedar clarísimo, con una bella prosa que te hará notarte mojada en las bragas".

¿Todavía no veis nada raro? a esta alturas yo tampoco lo hacía, pero os falta por haceros la pregunta clave, ¿Qué busca esa gente en google para que la manden a mi blog? ahí llega el verdadero horror. La primera vez que lo miré, me hizo gracia ver que dos personas habían llegado buscando las tetas de Carmen Machi, Tapanez y otro más, pero ayer volví a mirarlo y solo me vino una cosa a la cabeza "¿Qué he hecho mal?"

La verdad es que este blog no es sobre nada en concreto, he escrito de música, de cine, de viajes, música, festivales y en general de cualquier cosa que se me pasa por la cabeza y creo que debe ser contada, pero lo que tengo claro es lo que no es, y no es un sitio en el que aprender sobre los siguientes términos, a causa de los cuales google me ha enviado a peña, seguro que unas joyitas todos ellos, a saber:

- Fitofilia: ¡2 personas han llegado a mi blog intentando aprender como follarse a un melón!

-Monos malos: otras dos personas, realmente no sé ni por qué estos señores querían información sobre simios con mala conducta ni por qué mi blog es un buen lugar para estudiarlos

Y, abróchense los cinturones...

-Semen nuclear: ¿cómo se os queda el cuerpo? hay dos personas, en este planeta que habitamos tan tranquilamente, sin sospechar siquiera el peligro que nos acecha al convivir con ellas, que están interesadas en semen nuclear. Esto de por sí ya es bastante malo, pero que mi blog parezca el lugar idóneo para conseguir sus fines me da mucho sobre lo que pensar.

¿Es realmente esa la imagen que le doy a la gente que entra a este blog? ¿sexo con frutas, monos malos y semen nuclear? ¿acaso para salir en lugar de cerrar la ventana vais a tener que empezar a gritar "Jumanji"? Yo me retiro a mi más oscuro rincón, a mecerme en la oscuridad debajo de un chorro de agua fría a ver si me puedo quitar esta sensación de suciedad que invade mi piel.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya hay 3 personas q han entrado buscando semen nuclear

Tapanez dijo...

Ya tienes una visita más buscando "semen nuclear" :D, no puede ser casualidad que aparezcas de los primeros resultados en Google.

Ahora, en serio, ¿tienes 5 euros de esa mierda? Es para una cosa.

Raúl Cobb dijo...

Nucelar, se dice semen nu-ce-lar. Y sí, viendo el rollo de los comentarios, acabo de hacer una búsqueda sólo para que lleves ya 5. Si me acuerdo, lo haré de vez en cuando. Y a tu pregunta: sí, realmente en ti vemos a un enfermo del sexo con frutas, monos malos y semen nuclear. Pero lleno de vida.

Y sí, lávate, lávate, que te va haciendo falta. Gracias Sara.